Listin Diario Logo
28 de marzo 2017, actualizado a las 01:12 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
Ventana domingo, 21 de octubre de 2007
0 Comentarios

LIBROS INFANTILES

Una escritora puertoplateña llamada Johanna Goede

SU GRAN REFUGIO ESTÁ UBICADO EN LAS ALTURAS DE LA LOMA ISABEL DE TORRE DONDE DÍA A DÍA FLUYE LA INSPIRACIÓN QUE LA HAN CONVERTIDO EN UNA INSPIRADA MUJER DE LA LITERATURA

  • Una escritora puertoplateña llamada Johanna Goede
    La escritora Johanna Goede ha incursionado en la literatura infantil.
Arlene Reyes y Luis Beiro

PUERTO PLATA.- Rodeada de palmas, cocoteros y de una vegetación parecida al entramado del mismo paraíso, vive esta mujer que sólo le teme a no poder escuchar el canto de las aves cada amanecer. En lo más alto de la loma Isabel de Torre, se levanta su casa como un castillo de sueños.

Desde allí, ella escribe el nombre de los días y termina –uno a uno- valiosos libros que han merecido elogios de escritores como Bruno Rosario Candelier y Chiqui Vicioso, entre otros.

Sin embargo, en los últimos años ha cambiado la escritura de sus valiosos textos de poesía y arte culinario para introducirse en el difícil y fascinante mundo de la literatura infantil.

Obras infantiles
Su primer libro en este género fue “Nube de caramelo” (2006), del cual Rosario Candelier escribió: “La niña que aún vive en el alma pura de Johanna Goede aflora gozosa, rediviva y radiante en estos hermosos haikús ideados para niños mediante los cuales la reconocida escritora de Puerto Plata asume el mundo con su visión fresca y prestina para sintonizar, desde su sensibilidad empática y fecunda, la onda del talante infantil con su testimonio de vida y emoción impregnado de su ardorosa pasión lírica, estética y simbólica.

Su segundo libro, “Ya sé quien es Dios” (2007), también fue comentado por el autor de “El sueño era Cipango”, quien la calificó esa vez como una mujer excepcional.

En breve saldrá a la luz “Las maripositas Mirabal” un derroche de ternura para que los niños y niñas se acerquen a la vida y a la obra de nuestras heroínas nacionales a partir de una interesante simbología.

Sobre su nuevo libro, Emelda Ramos apuntó este interesante comentario: “La preocupación por llegar a ese público pequeño en edad y grande en exigencia de comprensión lectora, la intencionalidad didáctica, se evidencian de principio a fin en la concepción de los animados personajes que pueblan el jardinado reino de las mariposas, los grillos, cocuyos, abejones y mariapalitos.

La épica nacional reciente cobra vida con lirismo e imaginación en el relato goediano” Sin embargo, su obra para niños ha comenzado a dar un nuevo giro. Joanna ha comenzado un proyecto de escribir, en varios tomos, la historia del país a partir de relatos para niños. Ya están esbozados los primeros tomos de la colección y la escritora no descansa.

Su disciplina creativa la mantiene atada de pies y manos a su computadora por varias horas en día, con independencia del tiempo que le dedica a la investigación para conformar sus libros.

Su incursión en la historia dominicana no sólo está concebida con una perspectivas epopéyica, sino que incluye también conexiones interdisciplinarias con otras ramas del saber como pueden ser la biología y las ciencias naturales. Su proyecto, por tanto, denota un composición mucho más elaborada que el simple relato de corte impresionista.

La mano de Dios
Su hábitat se completa con su peculiar manera de entender la filosofía existencial. Disciplinada practicante del yoga, Johanna mantiene una devota fe en Dios, pero “no en el Dios que creamos los hombres, sino en el verdadero Dios, el que nos creó a nosotros”.

Ella confiesa haber debatido este tema con varias autoridades eclesiásticas, entre ellas, su eminencia reverendísica, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez porque, para ella, estar con Dios y sentir a Dios es la máxima aspiración personal, pero no con los diversos dioses que los hombres han inventado para justificar algunas de sus actuaciones y doctrinas.

El Dios invocado por Joanna se encuentra en pleno contacto con la naturaleza, con la razón de ser de la creación.

Ella ha crecido como escritora porque ha sabido convertir en realidad cada uno de sus sueños, desde aquéllos que ha sabido plasmar en su obra literaria como los que ha puesto con especial distinción dentro de su propia vida.

Johanna no tiene miedo de vivir en la montaña porque sabe que su mundo está ligado a la naturaleza. Ese es el entorno de la creatividad que la ha llevado a insertarse en la literatura con suma constancia y dedicación.

Su literatura y sencilla y profunda como ella misma. Carece de pretensiones y alevosías porque lo único que pretende con ella es servir a los demás.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Ventana

    Descubre