Listin Diario Logo
25 de marzo 2017, actualizado a las 12:27 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Puntos de vista domingo, 31 de agosto de 2008
0 Comentarios

BIBLIOMANÍA

Libros, muchos más libros dominicanos

Francisco Comarazamy

La elaboración y la finalidad de este libro ñCuentos y valores ñ sobre la cuentística de Juan Bosch, traza una nueva visión de la obra del consagrado escritor y estadista dominicano. El autor es Ángel R. Villarini Jusino y es fruto de una colaboración entre la Fundación Juan Bosch y un proyecto para el desarrollo de Destreza de Pensamiento, de la Universidad de Puerto Rico.  El volumen cita un total de 22 cuentos escogidos en una preselección por María Teresa Quidiello, Eloy Korres, Miguel Sang Ben, Conrado Peguero, Matías Bosch y Diómedes Núñez Polanco; pero finalmente y tras una profunda reflexión analítica se escogieron para el volumen 14 que sin dudas de ningún género apuntala un entender de la filosofía de los cuentos del político y hombre de letras. Una nota de la editora advierte que en la mayoría de los cuentos escogidos se observa una preponderancia de antivalores a partir de los cuales es posible trabajar la didáctica de los valores. Se menciona al respecto algunos con valores desvirtuados, mencionándose entre otros los cuentos titulados Papa Juan y El Abuelo. La antología enumera los cuentos escritos durante el largo período del exilio del profesor y son entre otros de igual valía La Mujer, El Odio, El Algarrobo, Dos pesos de agua, Luis Pié y La mancha indeleble. El autor explica que los principales criterios de la selección antológica han sido el grado de amplitud de los valores-antivalores en el cuento, diversidad y variedad de valores-antivalores abordados, facilidad de lectura y comprensión del cuento, y relación de las historias contadas y los valores-antivalores con las situaciones y conflictos de la vida real. Finalmente Villarini asevera que se puede mencionar la totalidad de valores directos e indirectamente resaltados en los cuentos mencionados: fidelidad, honorabilidad, moralidad, justicia, dignidad, tolerancia, libertad, equidad, respeto, lealtad, honestidad, integridad, responsabilidad, igualdad y tolerancia. Matías Bosch consigna en el prólogo que si “Juan Bosch ha sido promotor de la conciencia nacional en el pasado siglo, qué mejor medio para que él siga contribuyendo a ese fin que su obra puesta en manos de quienes son el futuro del país.”

II

El humor propiamente dicho no abunda en la literatura dominicana. Ni tampoco en los medios de la comunicación social o sea en los periódicos, revistas, radio y televisión. Es, como se dice en el habla popular, “muela de gallina”, exceptuando, para decirlo de alguna manera, a esa estrella de primera magnitud llamado Freddy Beras Goico. Empero esto no quiere decir ni significar que no hallan otros pero no desprovistos de su singular destreza. El tema me lo ha traído a la mente el pequeño libro de Xiomarita Pérez titulado ‘Hey! Sí, tú, acércate. Gazapos con humor’. Su pesca de gazapos ha sido en el tripidante mar de los periódicos. La autora no es humorista pero sí una diestra cazadora de equívocos del hablar popular fundamentado en decires populares de doble sentido que hace a veces a uno perder la compostura social. En tal sentido Xiomarita Pérez explora y extrae de los periódicos los gazapos. No los inventa sino que los busca y expone con singular destreza y mejor exposición. Y así se caracteriza como “humorista” sin serlo en la puridad del término. Siembra, asimismo, un panorama del humorismo dominicano y promueve al lector a memorizar a grandes humoristas que han abrillantado el cielo latinoamericano del humor, el equívoco, el doble sentido de la palabra en la plástica vernácula. Ellos son los mexicanos Manolín y Schillinsky, Tintán y Marcelo, los argentinos Verdaguer y Sandrini, y el cubano Tres Patines, sembradores indiscutibles del humor.

Si bien es cierto que Xiomarita Pérez no pinta como humorista, sabe manejar el humorismo colocándolo en el más alto nivel de las letras nacionales, incorporando ingeniosidad con frescura tomándose en cuenta que, según un clásico, “nada hay más divertido que hablar en broma de aquello que no se sospecharía que lo fuere.” En esta frase podría descansar la esencia y el propósito de este libro. O esta otra: “el verdadero humor exige un espíritu poético, capaz de elevarse a la libertad y dotado, no de un gusto vacío, sino de una manera más alta de considerar el universo.” La autora de ‘Hey! Sí, tú, acércate. Gazapos con humor’, merece un aplauso por su brillante aporte a la bibliografía dominicana.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre