La Vida 9 Julio 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Prevención

El hostigador es un niño infeliz y hasta depresivo

Los niños con estas características normalmente han aprendido a resolver los conflictos con violencia.
  • Niños con un hogar destruido. Son los más proclives a desarrollar conductas dañinas en las escuelas y ambientes sociales.

MariPily Menéndez
maripily.menedez@listindiario.com
Santo Domingo

Según Natalia Trenchi, en su publicación “Educar en tiempos difíciles”,  ningún niño es “hostigador” sin motivo. Puntualiza que, por lo general, los niños que son crueles con los demás cumplen determinadas características, por ejemplo, el hostigador nunca es un niño feliz, y que incluso la mayoría se encuentran en una clase de estado de depresión; normalmente son niños agresivos que tienden a tener mucha rabia contenida, por una u otra causa. 

Dice la especialista que estos niños, generalmente sin darse cuenta, internamente se sienten en desventaja con los demás, ya sea académica, social o afectivamente, y con frecuencia demuestran una falta de pertenencia a la institución escolar. Esto se complementa con un mal manejo de sus emociones y un casi nulo autocontrol, lo que los vuelve impulsivos y hace que no reflexionen sobre sus acciones y las consecuencias que estas pueden tener.

Los niños con tales características normalmente han aprendido a resolver los conflictos con violencia, debido a que vienen de hogares poco cálidos y en los que se da un ambiente dañino y emocionalmente perjudicial ya sea a largo o corto plazo. El ser cruel con otros niños es provocado por una necesidad: la de tener el control o dominio sobre otros, porque haciendo cosas así creen que conlleva cierto prestigio. Otros motivos pueden ser que simplemente están enojados con sus vidas y entorno, y necesitan hacer sufrir a otros para sentirse mejor consigo mismos.

Tipos de agresividad en niños y adolescentes
Según señalan Josep Cornellá i Canals y  Álex Llusent i Guillamet, en un estudio sobre agresividad y violencia en el niño y en el adolescente, existen dos tipos de agresividad en niños y adolescentes. La agresividad reactiva es un tipo de reacción en forma de hostilidad hacia una determinada frustración. El niño puede experimentar irritabilidad, miedo o rabia en respuesta de situaciones específicas. Por otro lado, la agresividad preactiva,  se da cuando el niño acciona en busca de un resultado o una recompensa y con la intención de causar un daño moral.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña